Ha llegado el momento. La derogación, el año pasado, del llamado ‘impuesto al sol’, que dificultaba y desincentivaba el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y del autoconsumo eléctrico en España ha supuesto el impulso definitivo a las energías renovables. Así lo corroboran expertos como Juan Tur Torres, ingeniero industrial que participa hoy en la II Jornada ‘Caminos hacia la sostenibilidad en Ibiza’.

Tur considera que pronto se verán muchas instalaciones de placas fotovoltaicas en Eivissa y Formentera. La disminución de los precios de las instalaciones y la cada vez menor complejidad de una tecnología que lleva 30 años de recorrido en España son factores definitivos. Además, Tur asegura que el ahorro en la factura a final de mes es considerable y los plazos de amortización también han disminuido.

Estos son algunos de los factores que animaron a Diario de Ibiza en septiembre a instalar una plataforma con 110 módulos solares Canadian Solar de 280 vatios y 30 Kw. Este sistema permite la monitorización del consumo y de la producción para realizar un control del ahorro. Además, también cuenta con un sistema de autoconsumo de una producción de 1.500 horas por 30 kw anuales.
Otra tecnología por la que expertos como Juan Tur considera que es factible en las Pitiüses es la obtención de energía a través del biogás (principalmente metano) procedente de los vertederos.

Por otro lado, los especialistas consideran fundamental la expansión del vehículo eléctrico entre los particulares y las empresas. Algunos hoteles son ya conscientes de que un punto de recarga es un servicio para el cliente con poco coste en relación al beneficio que ofrece.

Sin embargo, Tur no cree que las islas sean lugares idóneos para la instalación de aerogeneradores, debido al impacto ambiental y paisajístico que causarían los molinos.